sábado, 25 de febrero de 2012

San Martiño.





Zeus faber.

En torno al siglo I se tiene conocimiento de su sabor excelente, los gaditanos lo llamaban Zeus, su sabor es parecido al rodaballo, aunque tiene muchas más espinas y sobre todo una gran espina dorsal, que se abre como una cresta, por lo que también se le  denomina como pez gallo. El nombre de San Pedro, viene de la Biblia, se narra, que Jesús mandó a pescar un pez  a su discípulo,  que en su boca tenía un estatero ( osea  4 Dacmas) para pagar el tributo del templo ante los soldados, San Pedro cojió al pez, y la moneda, tras devolverlo al mar,  dejó las huellas de sus dedos marcadas (las dos motas negras  de su lomo).




Pago del Tributo. escena donde aparece el pez de San Pedro,
en un fresco de Masaci.




(Imagen de Wikipedia)







 Pero hay otra historia, una derivación popular que comenzó cuando, 
en el siglo XIX, un francés llamado Martín, 
viajero extravagante y adinerado del que no queda constancia real alguna, 
visitó todos nuestros puertos demandando, consumiendo y
 mejor pagando este pescado. 
Los lugareños, sorprendidos de tal pasión por un plato 
que consideraban inferior, convirtieron al San Pedro en «monsieur Martín, en mesie Martín y... en San Martín» o Mushu Martín 
(en el País Vasco). También en la fecha de san Pedro 
(el 11 de noviembre es cuando este pez está en su mejor momento) 
en Galicia  ese día es San Martiño,
 patrón de los marineros y comerciantes del mar. 







 Para cocinarlo, se le hacen unas incisiones en su piel, La cabeza y espinas son ideales para caldo, o para confeccionar una salsa.










Este pescado es de los aplanados, como el rodaballo o el lenguado, pero sus ojos no están juntos en un lado, sino que tiene uno en ambos lomos.












 http// historiasypinturas blogspot.com . Acuarela.40x27cm Por Rosa Prat.





Receta:

Este pescado a mi me gusta a la espalda, tras quitarle las espinas (con mucho cuidado, sobre todo con la aleta dorsal), se enharina ligeramente, se sala y se pone  en la plancha, hay quien luego lo mete en el horno unos 4 minutos, se parten unos ajos que se frien aparte y en último momento, se le añade vinagre de jerez, echándolo sobre el pescado. 
También se le puede quitar la cabeza y con las espinas, se hace un caldo corto, añadiéndole soja, o un poco de azafrán para acompañar al pescado, pero a mí ,
a la espalda, es cómo más gusta. Su sabor es  delicioso similar al del rodaballo.




Orquesta Panorama. Festas de San Martiño.
Lugo. Galicia.