domingo, 25 de octubre de 2015

Mata-Hari, el mito.

Retrato de Mata-Hari .por www.rosaprat.es 
Mata-Hari, significa "ojo del día" en Malayo. 
Margaretha Geertruida Zelle. 
Nació en Leevwarden,Holanda, el 7/8/1876.
Fue fusilada el 15/10/1917 
a la temprana edad de 41 años.

Su padre, un sombrero Holandés,
apodado el barón, tras la muerte de su esposa
comenzó a consentir lujos
y caprichos a su única hija.
En el colegio, fue acosada por el director del centro.
Siendo siempre una niña distinta a las demás
envidiada y admirada por su belleza.
A los 18 años se casó con el general Rudolf Macleod. 
Trasladándose a la isla de Java, que entonces formaba parte de las indias orientales holandesas.



Sus vestidos siempre llenos de pedrería.

Allí nacieron sus dos hijos, falleciendo el primogénito en extrañas circunstancias, y su hija, cuya custodia perdió cuando se separó de su esposo, el cual la maltrataba. Fue en esos años cuando comenzó a interesarse
 por las danzas orientales.
Al verse sola llegó a París intentando trabajar como modelo 
fracasando en su empeño.
Comenzó a crear su leyenda;
decía que en la Pagoda de Shiva aprendió los sagrados ritos de la danza.




De las muchas fotografías de ella, esta define sus comienzos en París, vestida a la moda de la época



Comenzó a hacerse famosa, llenaba teatros donde 
nunca se había visto algo semejante, 
se dice que no era una gran bailarina,
 pero sus espectáculos y vestuario eran fascinantes. 
Atraía a cientos de hombres que se dejaban 
seducir por aquella mujer, que parecía venida de otro mundo.


Su fama le llevó a conocer funcionarios
 y políticos de alto nivel,
 teniendo numerosos amantes. 
Uno  de sus números más afamados 
fue el baile de los siete velos,
que terminaba en un srip-tease.



Mata-hari, ejecutando uno de sus bailes, llenos de sensualidad y exotismo.
(dibujo digital wwwrosaprat.es)





Pero el tiempo pasaba, su belleza y fama fueron decreciendo,
 acostumbrada a un alto nivel de vida tuvo que ejercer
 más de prostituta que de bailarina, incluso, 
durante la guerra algunos encargos como espía.
Estuvo en España, en Madrid y en san Sebastián. 
Su último amante fue un oficial ruso
23 años más joven que ella, 
al que visitaba estando herido de guerra.









Imagen: www.rosaprat.es ©

Su final fue triste e injusto,
todos aquellos amantes desaparecieron
y se vio sola y encerrada durante meses 
(digital www.rosaprat.es)







Fue juzgada y apresada por espía y traidora,
 sin apenas pruebas concluyentes.
Frente a un pelotón de fusilamiento:
12 soldados con los ojos vendados
 por no sucumbir a sus encantos,
 de los cuales sólo fueron 4 los impactos 
de bala sobre su cuerpo.
Antes ella les mandó un beso.
-"Siempre estuve enamorada de los hombres con uniforme."
Se defendió como pudo durante el juicio:
"-¿Una ramera? ¡Sí! Pero traidora jamás."
Fue un chivo expiatorio ante una opinión pública 
que no veía bien su vida libertina y licenciosa.
Manipulada y engañada por los alemanes,
quitándose así, de encima, a un personaje 
que ya les resultaba incómodo.
Abandonada por todos, 
quizá simplemente pecó de ingenua, de aventurera.






Tras su muerte su cuerpo se utilizó para estudiantes de anatomía.
Su cabeza fue embalsamada, 
permaneciendo el Museo de criminales de Francia, en París.
Hasta que fue robada en 1.958  tal vez, por un admirador.







Un tema de German Coppini, llamado Mata-Hari.










***** F         I         N ****






Información y fotos de Wikipedia.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada