martes, 5 de octubre de 2010

La Granada

Es originaria de Persia, considerada  símbolo de fertilidad
desde tiempos antiguos, debido a sus múltiples semillas.
 Venus, diosa del amor se las regalaba a sus favoritos...
Su nombre significa manzana con granos, por
lo que resulta algo complicado extraer las semillas,
Pero merece la pena...
Es rica en vitamina C y contienen fibra.
 El zumo se usa para combinar con bebidas, o hacer un almíbar
 llamado Granadina.
En oriente medio se usa como guarnición,
para macerar carnes, de pavo, pollo..
 A mi me gustan mucho en ensalada con pistachos y vinagre de frambuesa.



Mis padres solían viajar de vez en cuando. Aunque en un principio me alegraba, 
por otra parte les echaba de menos...
Cuando llegaron me abracé a mi madre, mi padre traía una maceta  con un arbolillo.
- ¡Es un granado! ; dijo mi madre , feliz cómo no la había visto nunca...
Ella me contó el lugar de su viaje, allí dónde las calles olían a azahar, y el color de los naranjos adornaban sus soleadas avenidas,
donde el sol se ponía tras los olivos...
-Te voy a preparar una merienda...
Cortó la granada en varios trozos , sacó aquellas semillas rosadas y las dispuso en una fuente verde con azúcar y limón...
-Verás que rico..
Aquello era un sabor nuevo, refrescante, increíble...
El Granado se plantó con orientación al sur  en aquél pequeño jardín, dónde ellos recordaban los momentos que vivieron... 
Cada año daba sus preciosas flores, y su  maravilloso fruto, que aún hoy  me traslada a ese lugar, Granada, y a la dulzura de una madre...






RECETA: Es importante cortar una lámina y poner la granada en vertical,
 darle unos cortes en segmentos, así resulta más fácil de preparar. 
En ensalada está muy buena, aquí lleva nueces, espinacas y queso en dados, 
pero podéis añadirle lo que se os ocurra,  con vinagre de módena o vinagre de jerez. 
También con limón y azúcar, simplemente... es una delicia....










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada